background image
Texto: José Gabandé
Nunca se deja de aprender. La experien-
cia encanecida, evidentemente, ayuda a
afrontar en mejores condiciones cualquier
obstáculo o imprevisto que se presenta,
pero, en ocasiones, las complicaciones
son totalmente nuevas o aparecen en un
contexto en el cual no es posible seguir a
rajatabla aquellas fórmulas que sí fueron
útiles en el pasado.
Además, se quiera admitir o no, a ello
hay que sumar la alta competitividad y
hasta la `agresividad' que muestran algu-
nas caras del mundo empresarial. Y tam-
poco hay que olvidar que el mercado es
cada vez más imprevisible, con mayores
fluctuaciones, y donde la crisis se con-
vierte en el gran enemigo para obtener
mayores beneficios o, cuando menos,
mantenerse.
Por todo esto, el coaching, el autoconoci-
miento, aquello que permite sacar lo mejor
de cada profesional, se ha mostrado en los
últimos tiempos como una herramienta no
solo útil, más bien imprescindible. Gracias al
desarrollo profesional y personal es posible
soportar las presiones internas o externas,
el estrés, las situaciones incómodas o los
conflictos que puedan surgir.
"El coaching permite al directivo mejorar
resultados en su puesto de trabajo a través
de una mejora en su método de liderazgo,
en su conocimiento del negocio, y en cómo
enfocar las relaciones con las personas que
debe tratar, ya sean de su propio equipo o
externas. Esta técnica es válida para afrontar
una nueva situación, para revisar una carre-
ra directiva y reenfocarla, o cuando se llega
a ese proceso de insitucionalización en la
que uno ya entra en una fase de confort y
la creatividad e iniciativas del principio se
pierden", explica Manuel seijo, presidente
de la Asociación Española de Coaching y
Consultoría de Procesos (Aecop).
entrenador
Esta técnica empresarial de contar con un
entrenador, coach, ayuda a directivos y pro-
fesionales con grandes responsabilidades a
desplegar todo su potencial, gestionar bien
su tiempo, saber llevar los conflictos o en-
cauzar bien la comunicación con el único
y primordial objetivo de optimizar su ren-
+
crk
La técnica del coaching como método para redescubrirse
más
cerca
gestión
Una nueva
situación,
un nuevo reto
contar con un entrenador que haga Pensar de forma óPtima
Para conocerse mejor es la base del coaching. con esta
técnica, el directivo sabrá afrontar nuevas situaciones,
sortear obstáculos, comunicar correctamente o
rePlantearse otros enfoques. en definitiva, redescubrirse
Para obtener los mejores resultados.
Posiblemente sea en momentos de
crisis o con cierta tensión cuando
se hace más evidente el avance que
puede lograr un entrenador, ya que
se trabaja sobre un caso real y actual.
Aunque también en situaciones de
relativa calma, para pulir aquello que
no se supo gestionar bien hace tiempo
o para trabajar sobre lo que puede
parecer una nimiedad en el momento
presente, pero que podría crecer y
suponer un bloqueo en el futuro.
Cuándo
hacer uso
de un coach?
El `coaching'
permite sacar
lo mejor de
un directivo a
través del auto-
conocimiento
dimiento profesional. Rendimiento, claro,
que redunda positivamente en su propia
organización y en su propia carrera.
La cuestión es que el profesional puede
resolver cualquier problema o complica-
ción, ya sea cotidiana o extraordinaria, con
naturalidad, sin bloquearse ni abrumarse.
Por eso el entrenador acompaña al directi-
vo para mostrarle todas aquellas técnicas
que le ayuden en este sentido. Los métodos
que este entrenador usa en las primeras fa-
ses pueden variar, pero se basan por regla
general en preguntar de forma abierta, en
conocer qué hace bien o qué hace mal,
qué es aquello que le inquieta, para luego
hacérselo ver al `alumno'. Es importante la
transparencia ­unida a la confidencialidad­
y que sea el propio profesional el que vaya
deduciendo cuál es la estrategia a aplicar
en cada caso.
"Para ser un buen entrenador es nece-
sario tener experiencia organizacional en
roles empresariales, haber dirigido equipos.
Y además, tener amplios conocimientos de
management así como conocimientos psi-
cológicos, individuales y organizacionales",
explica seijo.
A continuación de la fase dedicada al
conocimiento previo, a la reflexión, el pro-
ceso que generalmente sigue el coach es
el de establecer toda una serie de objeti-
vos reales con sus consiguientes planes
de acción. Todo lo que aprende, el pupilo
debe interiorizarlo hasta que sea parte de
él mismo y lo haga suyo en su forma de
pensar y actuar.
más
cerca
| INVIERNO 010
gestión
más
cerca
INVIERNO 010 |
más
cerca
crk
crk