background image
6
más
cerca
| INVIERNO 010
comunicación
crk
crk
INVIERNO 010 |
más
cerca
7
más
cerca
tarjetas navideñas
Tarjetas
con mensaje
desde la Primera felicitación navideña diseñada Por un Particular hasta
las actuales tarjetas online ha Pasado más de siglo y medio, Pero este
canal de comunicación ha sabido consolidarse y reinventarse.
Por el método convencional o usando las nuevas tecnologías,
correos garantiza que el mensaje llegue a su destinatario
Texto: alfredo Pérez
Son diversas las historias que circulan sobre
el origen de las tarjetas de felicitación navi-
deñas, pero la más citada es la que cuenta
que fue un lord inglés llamado Henry Cole
quien por 1843, abrumado por la cantidad de
amigos a los que tenía que felicitar, pensó en
un sistema para hacerlo de una forma más
cómoda. Para ello encargó a un artista lla-
mado John Calcott Horsley que diseñase una
imagen que ilustrase una tarjeta postal a la
que hizo añadir en letra impresa el consabido
`Feliz Navidad y Año Nuevo'... luego ya sólo
tenía que firmar de puño y letra.
Otros adelantan su origen en el tiempo y
lo identifican con la costumbre que había en-
tre los profesores de las escuelas británicas de
pedirles a sus alumnos que escribieran, poco
antes de empezar las vacaciones navideñas,
algún texto vinculado con ese periodo y se lo
remitieran por carta a sus progenitores.
Eso sí, no fue hasta 1860 cuando real-
mente se popularizó gracias a que los cos-
tes de fabricación en la impresión en color se
lograron rebajar de forma considerable. Los
estadounidenses, como es habitual en ellos,
lo hicieron a lo grande. Aunque la primera
tarjeta enviada en aquel país data de 1850,
parece ser que no fue hasta 1875 cuando Louis
Prang, un inmigrante alemán, monta una im-
prenta en Boston para hacer la primera edi-
ción significativa de felicitaciones navideñas.
Seis años después, tras el éxito cosechado, su
taller imprime ya cerca de cinco millones de
tarjetas al año.
En España, su implantación en el país se
atribuye a la iniciativa de los responsables de
un diario de Barcelona que quisieron probar
la técnica de la litografía y no se les ocurrió
mejor forma de hacerlo que felicitando la
Navidad a sus lectores a través de tarjetas
postales. Durante décadas y décadas han si-
do protagonistas de la Navidad y han sabido
complementarse y adaptarse a los nuevos
tiempos, donde las felicitaciones `online' es-
tán ya a la orden del día y conviven con las
de papel, como dos vías diferentes de hacer
llegar un mismo mensaje: Feliz Navidad.
HIsTORIA DE LA
POsTAL NAVIDEñA
Felicitaciones
`online'
de Correos
La entidad postal ofrece la posibilidad de enviar una
postal navideña dando la orden a través de internet.
sólo hay que acceder a su web y pinchar en el enlace
llamado Oficina Virtual. Allí, en el apartado Cartas
y Documentos, es posible determinar qué tipo de
felicitación navideña es la que uno desea enviar.
Puede remitirse la imagen que el usuario desea usar
o elegir entre una amplio catálogo de imágenes
con el que se cuenta. El sistema de pago puede ser
mediante tarjeta de crédito o con el sistema PayPal.
A continuación, Correos se encarga de imprimirla
en papel cartón (con un tamaño de 95x10mm),
ensobrarla y entregársela a su destinatario.
Un chelín.
Eso es lo que costaba cada tarjeta que le sobró
y puso a la venta el creador de la primera felicitación navideña
tras haber empleado el resto de la edición para felicitar a amigos
y conocidos. una cantidad no excesivamente asequible para
aquel 180, y que sólo se podían permitir las familias pudientes.
No te `estampes'.
No, la primera imagen de la tarjeta
navideña no fue la de un `nacimiento' al uso, y trajo ya
consigo la polémica. se trataba de una familia que
bebía vino junto a un niño pequeño. Poco más tarde
aparecerían las ilustraciones de flores que anunciaban
la pronta llegada de la primavera, y que más adelante
darían paso a las temáticas invernales o religiosas.
Incluso en tiempos revueltos, como los de las guerras
mundiales, se usaron imágenes que mezclaban de algún
modo el sentimiento patriótico.
¿Sabías que...