background image
26
más
cerca
| INVIERNO 2011
xxxxx
+
crk
INVIERNO 2011 |
más
cerca
27
más
cerca
Emilio Duró
emILIO DUrÓ,
cONfERENcIaNtE, aSESOR y fORMaDOR
Defensor De vivir sin mirar al pasaDo, De enfrentarse
a los problemas De una forma proactiva basaDa
en preguntarse cómo actuar, emilio Duró está
convenciDo De que ­con las lógicas limitaciones­
el ser humano tiene en sus manos su propia viDa
y Dispone De la capaciDaD para corregir las
situaciones aDversas que se le presenten.
sin darnos cuenta nos está imponiendo
la sociedad y que, posiblemente, no ten-
ga nada que ver con nuestros propios
sueños y deseos?
R.- La felicidad es un estado de ánimo cam-
biante, nadie es feliz siempre, depende del
día, del momento, de la situación... Desde los
primeros tiempos, el ser humano ha busca-
do la felicidad. En el caso de algunas creen-
cias asiáticas, está simbolizada en la ausencia
de posesiones y de aceptación de lo que se
tiene. En cambio, en Occidente sí se ha rela-
cionado más con la acumulación de rique-
zas, con aquello que nos permite sentirnos
protegidos y nos da seguridad... cuando, en
el fondo, lo que se tiene es lo que te posee.
felicidad y positivismo tienen una cierta
relación. Hay gente que a través de una acti-
tud mental positiva, obviando el pasado
porque ya no es posible cambiarlo, se en-
frenta a la vida pensando en cómo actuar.
No hay que olvidar que cuando uno está
ocupado, y no preocupado, se es proactivo.
Existen personas biográficas, las que escri-
ben su propio día; y personas biológicas,
que viven en función de lo que han vivido.
Estamos acostumbrados a culpabilizar a la
Sociedad de lo que nos pasa. El alumno que
dice `me han suspendido' tenderá a no hacer
nada, mientras que el que dice `he suspendi-
do' podrá tomar medidas que corrijan la situa-
ción porque sabe que la vida depende de él,
de lo que haga. Es necesario por tanto un
cambio de lenguaje a nivel personal. O diriges
tu vida o dejas que la dirijan por ti. Es cierto
que a todos nos afectan los problemas, pero
éstos deben hacerlo en la menor medida po-
sible. culpar a los demás puede servir para
descargar tensiones, pero no resultará efecti-
vo porque no permite averiguar cómo afron-
tar el problema. Hay que plantearse cómo vi-
vir la vida de la mejor forma posible dentro de
lo que cada uno pueda, ya que, evidentemen-
te, siempre habrá limitaciones.
P.- se habla mucho de potenciar el clima
emocional en las empresas, pero me
temo que el beneficio económico sigue
ganando por goleada a valorar también
las buenas actitudes de los profesiona-
les. ¿cómo ha visto usted en los últimos
años esta situación en las empresas?
R.- El incremento experimentado en la espe-
ranza de vida ha cambiado las reglas. antes,
texto: Bruno Díaz
En estos tiempos que vivimos, parece algo
chocante hablar de la ilusión y el optimismo
como las grandes armas con las que cuenta
el ser humano para darle la vuelta a la tortilla
y vivir y sentirse bien. Sin embargo, Emilio
Duró las considera esenciales para de ese
modo poner la base sobre la que sustentar
nuestras acciones.
Pregunta.- Usted habla en muchas de
las conferencias que da del coeficiente
de Optimismo. ¿en qué se basa este
concepto? ¿resulta fácilmente aplica-
ble a una vida cotidiana tan condiciona-
da por el estrés, la incertidumbre o las
presiones? ¿cómo mantener al margen
esos condicionantes para creer que
todo irá mejor y, sobre todo, para hacer
que todo vaya mejor?
Respuesta.- Se trata de una denominación
para agrupar una serie de conceptos que
puede sintetizarse en tener una actitud po-
sitiva ante la vida, ser entusiasta, alegre, lu-
"Hay que
plantearse
cómo vivir la
vida de la mejor
forma posible y
en la medida en
la que cada uno
pueda"
entrevista
más
cerca
Estamos acostumbrados a
culpabilizar a la Sociedad
de lo que nos pasa
chador, con ilusiones y sin miedos. consiste
en mirar al futuro y no al pasado, y a la hora
de encarar los problemas, no preguntarse
quién los ha ocasionado, sino qué se puede
hacer para arreglar la situación.
Sobre la facilidad para aplicarlo, es cierto
que hoy en día se vive con incertidumbre,
pero no más que en la vida que les tocó vivir
a nuestros antepasados, porque actualmen-
te hay más seguridad, muchas más comodi-
dades y menos carencias. así que no es cier-
to que nuestros hijos vivirán peor que
nosotros. Lo que ocurre es que, por una
cuestión genética, cuando el ser humano ya
posee algo entonces deja de interesarle y
necesita luchar por algo nuevo. al lograrlo
se consigue la felicidad y por tanto se deja
de luchar, por eso entra el juego la mente
que, al dejar de satisfacerle lo antes desea-
do, necesita buscar nuevos horizontes.
P.- "siendo positivo se puede ser feliz"...
¿tal vez lograr ese estado suponga sentir-
se a gusto con lo que es uno mismo, con
lo que se tiene, y no aspirar a aquello que
crk
crk
Emilio Duró
Q
uién
es
...
Este ilerdense nacido en
1960 se ha convertido en
uno de los más mediáticos
conferenciantes de los
últimos años y se le
considera un gurú de la
ilusión y el optimismo.
Licenciado en ciencias
Económicas y master
en administración de
Empresas, dedica gran parte
de su tiempo al estudio del
desarrollo emocional, de lo
que supone el aprendizaje
en los primeros años de vida
del ser humano, convencido
de que es en ese periodo
cuando se desarrollan los
aspectos más importantes
de la personalidad y los
factores que determinan
cómo será uno en el
futuro. Ha sido directivo de
empresas como coopers &
Lybrand, Martini & Rossi o
yoplait-atO. Socio fundador
de Iter consultores, asesora
e imparte cursos de
formación a compañías.
el que disponía de una serie de conocimien-
tos sobrevivía y tenía la vida asegurada. Hoy,
el problema es encontrarse con qué hacer
tantos años que tenemos por vivir. Hemos
aprendido muchos conocimientos técnicos,
pero la mayor parte de nuestra vida no se
basa en ellos y depende más de nuestras
actitudes. El 90 por ciento del rendimiento
en el trabajo depende de nuestra alegría, de
nuestro entusiasmo, de nuestra honestidad,
de la capacidad de comunicación, de querer
aprender... todo esto no se había analizado
y, hoy en día, creo que en las empresas em-
piezan a preocuparse por si sus profesiona-
les están interesados en lo que hacen y se
implican en sus tareas. cuando algo apasio-
na, uno sabe que aquello le saldrá bien.