Página 24-25 - Ms Cerca

Versión de HTML Básico

más
cerca
C
ómo
dirigir
a
tu
equipo
de
profesionales
No lo
olvides
Los buenos resultados
no
se logran creando angustia
o incertidumbre, sino dando
confianza
En momentos de crisis debes
ser todavía
más transparente
,
para evitar que el miedo opaque
las buenas capacidades del
trabajador
Permite a tus trabajadores
identificar dónde está su fuerte,
sus
cualidades innatas
Potencia
todo lo posible
la
creatividad
y ofrece a tu
personal la autonomía suficiente
en el proceso para que aporten
algo propio
Ayuda a encarar las
dificultades con
serenidad
Genera un
entorno saludable
,
eso incluso atraerá hacia tu
empresa a los profesionales más
competentes
Marca unas
expectativas
razonables
a la hora de
promocionar
Ajusta los
incentivos
de tus
mandos en función del buen
o mal clima de trabajo que
generen
No hagas creer
que el trabajo
es la forma de obtener la máxima
felicidad, porque quien descuide
las relaciones personales acabará
fallando en el trabajo
.
24
más
cerca
| VERANO 2012
Psicología
crk
VERANO 2012
|
más
cerca
25
Liderazgo y productividad
Animar o exigir: qué es lo que favorece ser más productivo
¿Eres feliz
  en el trabajo?
¿Sabías que...
millones
de dólares
anuales es lo que ha
calculado la empresa
Gallup que pierden
algunas de las firmas
más prestigiosas de
Estados Unidos por
la infelicidad de sus
trabajadores.
Texto:
Jaime Hierro
Hace nomucho, en un periódico, el sociólogo
y economista Santiago Vázquez se hacía en
voz alta la siguiente pregunta: ¿Dónde juega
mejorMessi: enel Barcelona, donde le animan
a ser el mejor futbolista del mundo, o en la Se-
lección argentina, donde se lo exigen?Viendo
los resultados, noparece que vaya a haber du-
das a la hora de decidirse por un entrenador u
otro. Sin embargo, habrá que parafrasear ese
tan poco racional latiguillo –aunque tan fre-
cuentemente usado– de ‘el fútbol será así...
peroelmundoempresarial no’. Enesteámbito,
la respuesta no es tan evidente: demasiadas
variables a tener encuenta, demasiadasperso-
nalidades profesionales distintas, y demasia-
dos contextos. De cualquier modo, casi todos
coinciden, eso sí, en que en la satisfacción de
cadaprofesional que formepartede laplantilla
radica lograr la ansiada productividad. Pero,
¿cómo hacer feliz a un trabajador a través del
trabajo que se le encomienda?
“Nodepende tantodeexigir oanimar. De-
pendedecómose llevaa cabo, del profesional
con el que se esté tratando y cuál sea el punto
No es pregunta fácil
de contestar, pero casi
ineludible planteársela,
porque muchos expertos
opinan que felicidad
y productividad
están estrechamente
vinculadas. En el mundo
empresarial, la clave
para no desligarlas está
en gran medida en el
estilo de liderazgo que
se fomente.
departidadeéste. Por tanto, loque se requiere
esunadirecciónflexibleque sepaacomodarse
a cada caso concreto, un estilo de liderazgo
que sepaajustarsea cadanecesidad. Es funda-
mental analizar las causas de ladesmotivación
y detectar los obstáculos que haya. Puede de-
berse a que el trabajador no disponga de los
conocimientos necesarios para desarrollar la
labor, no sea capaz o, tal vez también, que no
quiera porque su fuerza laboral se ha deterio-
rado, al sufrir las consecuencias negativas de
un directivo incoherente”, afirma Tomás Álva-
rez, director del Instituto de Psicología Empre-
sarial, quien añade que los incentivos, pero
más la formaciónde losmandos, desempeñan
un papel clave: “Afortunadamente, se han de-
sarrolladomodelos de enseñanza que permi-
tenal directivoestarmejor preparadoyque se
basan en un nuevo concepto: no amenazar,
sino lograr que unomismo asuma su respon-
sabilidad”.
el primer paso
Un estudio elaborado por Adecco señala que
ocho de cada diez españoles son felices en su
trabajo y, sin embargo, un 44% cambiaría de
profesión si pudiera volver al punto de parti-
da. ¿Es posible expresarse libremente en el
trabajo? ¿Decir que uno no se siente a gusto
con la tarea que lleva a cabo? ¿Comentar que
el clima que se respira no es positivo? Al me-
nos, debería ser así por el bien del trabajador
y porque la empresa sería también la primera
beneficiada.
“Mucha gente no es muy sincera en este
sentido, ya que decir que no le gusta su traba-
jo es como reconocer cierto fracaso personal
del que unomismo se culpabiliza. En la actua-
lidad, con la crisis, también muchos no están
contentos con sus trabajos, pero, como no le
ven fácil solución, prefieren dejarlo correr”,
dice Álvarez.
La productividad es algo innegociable,
pero también la felicidad. Tal vez el primer
paso para avanzar, para sentirse satisfechos
y, por tanto, ser productivos consista en ha-
cernos sinmás demora esa pregunta, y en el
caso de los gerentes y directivos por partida
doble: a sí mismos y a sus profesionales. ¿Te
atreves? ¿Eres feliz en tu trabajo?