Portal de Correos - Emisiones de sellos

ENVIAR ONLINE

Envía documentos desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar con la misma validez legal.

Burofax

Enviar documentos de forma urgente y segura

Enviar Burofax Online

Carta

Envía una carta digital, ordinaria o certificada

Enviar Carta Digital

Tarjeta Postal

Enviar postales digitales a través de internet

Enviar Postal Digital

PREPARAR ENVIOS

Imprime tus etiquetas y paga tus envíos antes de ir a tu oficina de Correos

PAQ 48

Entrega en 24/48 horas, según origen destino

Preparar Paq 48

Carta Certificada

Garantiza la recepción mediante firma

Prepara tu Carta certificada nacional

Notificaciones Administrativas

Servicio indicado para comunicaciones legales

Prepara las Notificaciones

PODEMOS AYUDARTE

Emisiones

Emisión

FAUNA ESPAÑOLA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

  • Fecha de emisión: 30/01/1997
  • Procedimiento de Impresión: Huecograbado
  • Papel: Estucado, engomado, fosforescente
  • Tamaño del sello: 28,8 x 40,9 mm.(vertical)
  • Valor postal de los sellos: 32 pesetas
  • Tirada: Ilimitada
  • Dentado: 13 3/4

10119971

La segunda emisión de la serie temática dedicada a nuestra fauna en peligro de extinción se dedica a la gineta. Mamífero vivérrido, cuyas características más definidas son: Cuerpo alargado, cola de gran longitud, pelaje largo (sobre todo en el espinazo) y manchas oscuras sobre tono más pálido en todo el cuerpo, excepto en la cola que forma anillos claros y oscuros. La gineta común vive en el centro y Noroeste de España. Existen otras especies: la genetta rhodánica que vive al norte de España y Portugal, y Sur de Francia: genetta hispánica, propia de Andalucía, cuyas manchas son más pequeñas; en Baleares podemos encontrar la genetta baleárica sin manchas definidas en las patas. Algunas especies más tienen su hábitat en el Oeste de Africa. Montes próximos a ríos, lagunas o valles húmedos, son los parajes preferidos de este animal protegido. Se alimenta de pequeñas aves y mamíferos y para viviende puede utiizar tanto los huecos de los árboles como madrigueras de conejos abandonadas.

Compártelo en tus redes