Portal de Correos - RSS

ENVIAR ONLINE

Envía documentos desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar con la misma validez legal.

Burofax

Enviar documentos de forma urgente y segura

Enviar Burofax Online

Carta

Envía una carta digital, ordinaria o certificada

Enviar Carta Digital

Tarjeta Postal

Enviar postales digitales a través de internet

Enviar Postal Digital

PREPARAR ENVIOS

Imprime tus etiquetas y paga tus envíos antes de ir a tu oficina de Correos

PAQ 48

Entrega en 24/48 horas, según origen destino

Preparar Paq 48

Carta Certificada

Garantiza la recepción mediante firma

Prepara tu Carta certificada nacional

Notificaciones Administrativas

Servicio indicado para comunicaciones legales

Prepara las Notificaciones

PODEMOS AYUDARTE

Información Corporativa

CORREOS PONE EN CIRCULACIÓN TRES SELLOS DEDICADOS A LA COLECCIÓN DE ABANICOS DE LOS PALACIOS REALES

09/05/2005

La hoja bloque que contiene tres sellos con un valor postal de 0,28; 0,53 y 0,78 euros tiene una tirada de 600.000 unidades.Los tres sellos tienen forma triangular y reproducen un abanico diferente, configurando un gran triángulo sobre la el fondo ilustrado de la hoja bloque, con una viñeta sin valor postal en el centro.

Madrid, 9 de mayo de 2005. Hoy se emite una hoja bloque con tres sellos de Correos, dentro de la serie denominada Patrimonio Nacional, que está dedicada a la colección de Abanicos que se conserva en diferentes Palacios Reales de España. El diseño de la hoja bloque incluye un gran triángulo formado, a su vez, por cuatro triángulos correspondientes a los tres sellos y a una viñeta sin valor postal. En cada sello se reproduce un abanico diferente.

Correos, en su afán por dejar testimonio de las costumbres con fuerte arraigo popular, ha decidido incluir en su serie Patrimonio Nacional al abanico que, sin ser un invento español, es un elemento de gran raigambre en los usos de nuestro país y se ha convertido en un elemento natural en el ámbito social, además de haber propiciado la creación de una industria exportadora a nivel mundial.

La serie Patrimonio Nacional comenzó el año pasado con la emisión de sellos dedicados a los relojes de los palacios reales. Con anterioridad, desde el año 1989 hasta 1992, se emitió una serie denominada Patrimonio Artístico Nacional.

TRES SELLOS TRIANGULARES
En el sello de 0,28 € se reproduce un abanico “pericón” del último tercio del siglo XIX. Presenta varillaje de nácar, decorado en palas y fuente con motivos vegetales calados, resaltados con dorado. La parte superior del varillaje va cubierto por un país de encaje blanco decorado con flores diversas y guirnalda superior de idéntico motivo. El clavo va con colgador metálico y remache engarzado del tipo diamante. Se conserva en el Palacio Real de Aranjuez (Madrid).  Se denomina país a la tela pintada o decorada, de encaje o de seda. Otras partes que componen el abanico son el rivete, el varillaje, la fuente (motivo de decoración),  el clavo, la guarda y el guardapulgar.
En el sello de 0,53 € se reproduce un abanico de la segunda mitad del siglo XVIII, de varillaje estrecho labrado con motivos de rocalla, lazos y flores, coloreados y dorados. En reserva, figuras femeninas y amorcillos, e intercalados entre las varillas, parejas de tipos populares pintados. Se sujeta con clavillo metálico con brillantes engastados. El país está decorado en el anverso con una representación de una feria de artesanía en la Plaza de la Cebada, de Madrid. Se compone de grupos de figuras paseando junto a los puestos de venta; en torno a ellos, una hilera de carrozas desfila próxima al caserío. Al fondo, la capilla de San Isidro e iglesia de Ntra. Sra. de Gracia. El reverso de esta pieza está pintado con un bodegón de frutas, pájaros e insectos sobre fondo blanco, flanqueando un medallón dividido en tres sectores: el central con leyenda identificativa, y los laterales reflejando dos vistas de Madrid: a la izquierda, la Plaza Mayor y la Casa Profesa, a la derecha, la Puerta del Sol y la iglesia del Buen Suceso. Este magnífico abanico se conserva en el Palacio Real de Madrid.

El sello de 0,78 € reproduce un abanico con varillaje de nácar decorado en palas y fuente con motivos calados y escenas de ángeles niños jugueteando. El país está realizado en piel de vitela pintada. El anverso, decorado con una escena mitológica de ninfas, amorcillos y faunos, y el reverso, con el anagrama central “MC” coronado. El clavo va con remache metálico y roseta de cristal. El país de anverso está datado en el segundo cuarto del siglo XVIII, y el varillaje y país del reverso, en el último cuarto del siglo XIX. Se conserva en el Palacio Real de Aranjuez (Madrid).

La viñeta sin valor postal, situada en el centro de los tres sellos triangulares, reproduce un detalle del varillaje de un abanico de la segunda mitad del siglo XIX que se conserva en el Palacio Real de Aranjuez (Madrid). Es de nácar y está decorado con motivos calados dieciochescos realzados con plaqueado. Por encima del triángulo formado por los tres sellos y la viñeta se reproduce un fragmento del país, de encaje blanco, de este mismo abanico.

HISTORIA DEL ABANICO
España fue, en el siglo XIX y principios del XX , el país donde el uso del abanico estaba más extendido y uno de los pocos donde aún se fabricaban.
En cuanto a la antigüedad, no se poseen muchos datos. En el Egipto de los faraones se conocían los grandes abanicos de plumas, que hoy se pueden admirar en pinturas y bajorrelieves conservados de aquel tiempo. En China, la existencia del abanico es antiquísima, pues, al parecer, su uso se remonta al tiempo del emperador Hsien-Yuan, en el año 2697 a.C.
La gran revolución en el mundo del abanico llegó de Japón en el siglo VII cuando éste se hace plegable. 
En el siglo XVI el abanico procedente de China y Japón, donde ya se había extendido el uso del plegable, viene a Occidente, siguiendo el camino de las rutas comerciales abiertas por España y Portugal. En principio era un objeto caro y raro del que sólo las damas de alto linaje podían gozar, pero pronto surge una gran industria abaniquera que se extiende por toda Europa que copia y fabrica el modelo plegable. En el siglo XVIII, con la extensión generalizada del abanico, se produce también una variedad de formas y colores inusitada.
Cuando hicieron su aparición los primeros abanicos plegables, éstos se introdujeron en Europa a través de España. La innovación que aportó el nuevo diseño fue rápidamente copiada y se inició su fabricación primero en España, y luego en el resto de Europa. Con todo, los maestros abaniqueros italianos y franceses superaron paulatinamente la factura española debido a la perfección con que trabajaban y a las medidas proteccionistas de sus respectivos gobiernos. En la actualidad, sin embargo, estos países ya hace tiempo que dejaron de fabricar abanicos, mientras que en España aún perdura la artesanía abaniquera.

A finales del siglo XVIII ya se fabricaban abanicos en toda España, aunque el mayor centro de producción estaba radicado en Valencia. También en este siglo se consolida un gremio de abaniqueros de ámbito nacional. La culminación de todos estos esfuerzos en favor de la industria abaniquera se produjo en el año 1802 con la inauguración de la Real Fábrica de Abanicos situada en Valencia.

Al llegar el siglo XIX la industria del abanico en Levante es una de las primeras de Europa, cuya producción mostraba ya señales de declive. El uso del abanico en España estaba por entonces muy extendido, como cuentan los historiadores. Posteriormente, los cambios en la moda y la entrada de nuevas costumbres hacen que decaiga la demanda, pero aun así, por los condicionantes climáticos de España, ha perdurado el uso del abanico no sólo como elemento de adorno y moda, sino también por necesidad. De ahí que haya sido utilizado desde siempre, tanto por las mujeres como por los hombres.
 
En la actualidad, Valencia continúa teniendo una floreciente industria abaniquera que exporta a todo el mundo. El estilo de los abanicos que salen de sus talleres es muy variado, ya que recopilan y se inspiran en modelos que van desde los más antiguos hasta los que representan pinturas de los artistas más vanguardistas. El abanico, además, se ha convertido en un objeto de arte codiciado por más de un enamorado coleccionista. Casi todos los grandes artistas nacionales han decorado en algún momento abanicos.




"Patrimonio Nacional
2005. Abanicos "


DATOS TÉCNICOS

- Fecha de puesta en circulación: 9 de mayo de 2005
- Procedimiento de impresión: Huecograbado
- Papel: Estucado engomado fosforescente
- Dentado de los sellos: 14 1/4
- Formato de los sellos: 70,56 x 49,9 mm. (triangular)
- Formato de la hoja bloque: 163 x 91,3 mm. (horizontal)
- Valores postales: 0,28; 0,53 y 0,78 €
- Tirada: 600.000 de hojas bloque