Portal de Correos - RSS

ENVIAR ONLINE

Envía documentos desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar con la misma validez legal.

Burofax

Enviar documentos de forma urgente y segura

Enviar Burofax Online

Carta

Envía una carta digital, ordinaria o certificada

Enviar Carta Digital

Tarjeta Postal

Enviar postales digitales a través de internet

Enviar Postal Digital

PREPARAR ENVIOS

Imprime tus etiquetas y paga tus envíos antes de ir a tu oficina de Correos

PAQ 48

Entrega en 24/48 horas, según origen destino

Preparar Paq 48

Carta Certificada

Garantiza la recepción mediante firma

Prepara tu Carta certificada nacional

Notificaciones Administrativas

Servicio indicado para comunicaciones legales

Prepara las Notificaciones

PODEMOS AYUDARTE

Información Corporativa

CORREOS ADQUIERE DIVERSO MATERIAL PARA MEJORAR EL EQUIPAMIENTO DE SUS CARTERÍAS

16/08/2005

20.000 nuevos carros, 6.500 bolsas de reparto y otras 6.500 de alcance, garantizan en mayor medida la seguridad de los envíos postalesSe mejorará el trabajo en el entorno rural con la compra de 2.400 carteras de reparto y 8.500 valijas230 carretillas y 100 apiladores optimizarán las condiciones de trabajo en el movimiento interno de cargasLa compra de este nuevo material mejorará la calidad del servicio y las condiciones de trabajo de los empleados

Madrid, 16 de agosto de 2005.- Correos ha aprobado la adquisición de diverso material de reparto para mejorar el equipamiento de sus carterías. La compra de este nuevo material incrementará la calidad del servicio postal, unificará la imagen de la compañía y mejorará las condiciones de trabajo de los cerca de 30.000 carteros que cada día se encargan de la prestación del Servicio Postal Universal en todo el territorio.Esta compra se concreta en la adquisición de 20.000 carros de reparto, 6.500 bolsas de reparto, 2.400 carteras y 8.500 valijas para renovar y dotar de nuevo material de reparto a las carterías; 230 carretillas manuales con patines deslizantes y 100 apiladores hidráulicos manuales para mejorar las condiciones de trabajo de su personal; 165 cuadros de aviso de gran tamaño y 1.800 paneles de clasificación general para favorecer la comunicación y los procesos internos.La adquisición de este material para reparto responde al compromiso asumido por Correos de orientar sus procesos hacia la excelencia, enmarcándose en el proceso de renovación acometido por Correos en sus más de 1.800 carterías, con el objetivo de incrementar la calidad del servicio postal mediante la mejora de los procesos, del material utilizado y de las condiciones de trabajo de sus empleados.


CARROS SEGUROSCorreos fue empresa pionera en emplear el carro para el reparto de correspondencia, en 1.990. Desde entonces y gracias a las sugerencias presentadas por sus empleados, esta herramienta de trabajo no ha parado de evolucionar hacia un modelo cada vez más ergonómico, resistente y sobre todo, seguro, tanto para los envíos como para los propios empleados de la empresa postal.Los 20.000 carros adquiridos, un modelo diseñado en exclusiva para Correos, cuenta con una gran impermeabilidad y una estructura que minimiza los efectos de los impactos, lo que garantiza en mayor medida la integridad de la correspondencia.Además y con el fin de prevenir lesiones de espalda, el carro es regulable en altura y cuenta con cuatro ruedas de igual tamaño y doble rodamiento que facilitan su conducción.En su afán de seguir evolucionando, Correos continúa trabajando en la mejora ergonómica del carro de reparto.


BOLSAS, CARTERAS Y VALIJASComo complemento a esta compra, Correos ha adquirido también 6.500 bolsas de reparto, que sustituirán a las que se suministran con los carros cuando llegue el momento de proceder a su mantenimiento.A lo largo del presente año, la empresa postal también dispondrá de 6.500 nuevas de bolsas de alcance, última entrega de una compra de 17.000 unidades realizada por Correos para el período 2004-2005.Estas bolsas, que incrementan la seguridad de la correspondencia y facilitan los procesos postales, encajan perfectamente en el carro por lo que una vez vacío éste, el cartero sólo tiene que acudir a un buzón de alcance –los de color verde que se encuentran en la vía pública-, para recogerla, introducirla en el carro y proseguir con la distribución domiciliaria con los envíos postales preparados previamente en la unidad de reparto. Por su parte, las 2.400 carteras adquiridas por Correos, facilitarán la tarea a los carteros que realizan el reparto de correspondencia en los pequeños núcleos de población, donde el reducido volumen de carga no aconseja el empleo del carro.Correos también dotará a este colectivo de valijas, que facilitarán el intercambio de documentación y de envíos registrados entre el repartidor rural y la oficina de la que dependa, mejorando así el tratamiento y el control de este tipo de correspondencia.


MEJORA DE LAS CONDICIONES DE TRABAJOPara mejorar las condiciones de trabajo de sus carteros, Correos ha adquirido 230 carretillas manuales con patines deslizantes y 100 apiladores hidráulicos manuales que facilitarán las operaciones de carga y descarga y el movimiento interno de cargas, en aquellas unidades de reparto cuyas circunstancias planteen esta necesidad. Las carretillas manuales adquiridas por Correos están fabricadas en aluminio e incorporan ruedas neumáticas, lo que las hace ligeras a la par que de fácil maniobrabilidad. Cuentan además con asas de seguridad con protección de nudillos y patines deslizantes para salvar escalones.


IMAGEN, COMUNICACIÓN Y CALIDADPara mejorar la imagen y favorecer la organización en las unidades y su comunicación interna, Correos ha adquirido 165 cuadros de aviso de gran tamaño y 1.800 paneles para clasificación general.Estos paneles, que se instalarán en las carterías, facilitan información y sirven de ayuda al personal de distribución, especialmente al de nuevo ingreso. En ellos, los carteros pueden consultar a qué sección pertenece cada calle de su zona de reparto.Los 165 cuadros de aviso servirán como herramienta de apoyo a la comunicación interna, y facilitarán la difusión de información de manera uniforme y completa a todo el colectivo de carteros, cuyo acceso a la información viene condicionado por su reducido tiempo de permanencia en los centros de trabajo, dado que gran parte de su jornada laboral se desarrolla en la calle.