Portal de Correos - RSS

ENVIAR ONLINE

Envía documentos desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar con la misma validez legal.

Burofax

Enviar documentos de forma urgente y segura

Enviar Burofax Online

Carta

Envía una carta digital, ordinaria o certificada

Enviar Carta Digital

Tarjeta Postal

Enviar postales digitales a través de internet

Enviar Postal Digital

PREPARAR ENVIOS

Imprime tus etiquetas y paga tus envíos antes de ir a tu oficina de Correos

PAQ 48

Entrega en 24/48 horas, según origen destino

Preparar Paq 48

Carta Certificada

Garantiza la recepción mediante firma

Prepara tu Carta certificada nacional

Notificaciones Administrativas

Servicio indicado para comunicaciones legales

Prepara las Notificaciones

PODEMOS AYUDARTE

Información Corporativa

EL CONSEJO DE MINISTROS APRUEBA EL ESTATUTO DEL PERSONAL DE CORREOS

05/03/2004

El contenido del Estatuto fue consensuado entre la empresa y el 70% de la representación sindicalLos principios inspiradores del Estatuto son el mantenimiento  del empleo y la convergencia de derechos del personal de la empresa Con su aprobación se completa la regulación legal de los recursos humanos en Correos, la única Sociedad Anónima de España con un régimen mixto de personal: funcionarios y laboralesLa nueva regulación interna del personal conjuga el respeto a los derechos de los empleados con medidas para  incrementar la calidad del servicio postal público y la competitividad de Correos 

Madrid, 5 de marzo de 2004.- El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el nuevo Estatuto del personal de Correos que regula las condiciones de empleo de los funcionarios que trabajan en la empresa postal y constituyen más del 60% de la plantilla. El texto aprobado hoy garantiza el mantenimiento de la condición de funcionario y el respeto de los derechos adquiridos, y recoge las sucesivas mejoras que han ido acordando la dirección de la empresa y los sindicatos mayoritarios (CC.OO., U.G.T., CSI-CSIF) desde la transformación de Correos en Sociedad Anónima Estatal.

Con esta nueva norma, que sustituye al anterior Reglamento de Personal de 1995, se completa la regulación legal de los recursos humanos de Correos, la única Sociedad Anónima de España con un régimen mixto de personal -funcionarios y laborales- que ha conseguido la convergencia de derechos entre ambos colectivos y el mantenimiento del empleo, sin medidas traumáticas, mediante la negociación y el consenso.

CRONOLOGÍA DEL ESTATUTO

El primer paso para la aprobación del Estatuto fue la inclusión de su proyecto en el Acuerdo General de 18 de diciembre de 2002 que también incluía el Convenio Colectivo para el personal laboral, en vigor desde marzo de 2003.

Dicho Acuerdo General expresaba la voluntad común de dirección y sindicatos de consolidar el correo público, modernizar la Sociedad Estatal y adecuar las condiciones de empleo del personal a la nueva configuración jurídica de la empresa postal.

Tras los informes previos necesarios y el dictamen favorable del Consejo de Estado, la ratificación hoy del Estatuto significa que, en menos de 18 meses, se ha conseguido articular una nueva regulación interna para todos los empleados de Correos, tanto funcionarios como laborales, armonizando los intereses de la empresa y de los trabajadores.

MEJORA DE LAS CONDICIONES LABORALES

El Estatuto da seguridad jurídica a un colectivo que, sin dejar de ser funcionario, forma parte de una Sociedad Anónima, y consagra el principio de convergencia de sus derechos con los del personal laboral, una de las líneas rectoras del Acuerdo General de diciembre de 2002.

Además de garantizar la condición de los funcionarios que trabajan en Correos, amplía sus derechos al incorporar importantes mejoras en cuanto a movilidad interministerial y geográfica -mediante el concurso permanente de traslados-, promoción interna y sistema retributivo.

También se clarifica la estructura interna, creando una nueva clasificación de puestos de trabajo, más sencilla, coherente y adecuada a la polivalencia de funciones, a la que podrán acceder indistintamente funcionarios y laborales, respetando el principio de voluntariedad.

MEJORA DEL SERVICIO PÚBLICO POSTAL Y DE LA COMPETITIVIDAD

El objetivo final de esta nueva regulación interna es la optimización del servicio postal, la mejora del servicio público y del posicionamiento competitivo de Correos.

Incentivar la jornada partida, favorecer la movilidad geográfica o impulsar la promoción interna y el desarrollo de la carrera profesional son medidas que, además de beneficiar a los trabajadores, permiten a Correos ofrecer a todos los ciudadanos un servicio postal más accesible –por ejemplo, mediante la ampliación de los horarios de atención al público en las oficinas- y un incremento en la calidad de las entregas.

Esas ventajas para los usuarios, unidas al esfuerzo inversor que viene realizando Correos en automatización y modernización tecnológica, y a la diversificación de sus actividades, colocan a la empresa en condiciones de poder competir en un mercado postal cada vez más abierto.

CORREOS, EMPRESA PÚBLICA

Correos se transformó en Sociedad Anónima Estatal en cumplimiento de los establecido en el artículo 58 de la Ley 14/2000 de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado del año 2001. En el primer punto de dicho artículo, se concedía al Gobierno un plazo de seis meses para proceder a la constitución de la Sociedad, y cumpliendo dicho mandato, Correos fue inscrita en el registro mercantil el 3 de julio de 2001. Esta norma indicaba, asimismo, que “El Gobierno dictará la normativa específica que desarrolle este régimen jurídico atendiendo a la especial singularidad de los empleados de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.A.”

La iniciativa de este cambio de régimen jurídico obedecía a la necesidad de reforzar la titularidad pública de la entidad y garantizar su viabilidad, para conjugar la prestación del Servicio Postal Universal regulada en la Ley Postal de 1998 y la competencia empresarial en un mercado en progresiva liberalización, según disponía la Directiva de la Unión Europea aprobada en mayo de 2000.

Correos se configura desde entonces como una Sociedad Anónima, con la flexibilidad y autonomía de gestión necesarias para competir en el mercado, pero dentro del sector público, pues su titularidad es exclusivamente del Estado. La singularidad de Correos es que se trata de la única sociedad anónima en la que se exige ley para cualquier cambio de su capital social, por dos motivos fundamentales: porque el Servicio Postal Universal es público y porque en la empresa trabaja un importante número de funcionarios, más del 60% de la plantilla.

EL ESTATUTO, CULMINACIÓN DE UN PROCESO NEGOCIADO

Precisamente para conseguir la convergencia de derechos de los dos colectivos que componen la plantilla de la empresa, funcionarios y laborales, se diseñó una nueva estructura de recursos humanos, que fue negociada y consensuada entre la Dirección y los sindicatos mayoritarios.

La entrada en vigor del Convenio Colectivo del personal laboral, en marzo de 2003, así como los sucesivos desarrollos del Acuerdo General, en julio del pasado año y, recientemente, el 27 de febrero de 2004, han consolidado esa línea de armonización de derechos que hoy se ven formalmente reconocidos en el Estatuto aprobado por el Consejo de Ministros.

EFICAZ Y RENTABLE

Desde su conversión en Sociedad Anónima Estatal, Correos ha encontrado la senda de los beneficios económicos, con unos resultados que responden el enorme esfuerzo de inversión y de modernización realizado por la empresa y a la comprensión e identificación de los empleados con la nueva cultura empresarial. Gracias a todo ello ha sido posible pasar de una situación de pérdidas en el año 99 a unos beneficios estimados durante el año 2003 en torno a los 85 millones de euros.