Portal de Correos - RSS

ENVIAR ONLINE

Envía documentos desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar con la misma validez legal.

Burofax

Enviar documentos de forma urgente y segura

Enviar Burofax Online

Carta

Envía una carta digital, ordinaria o certificada

Enviar Carta Digital

Tarjeta Postal

Enviar postales digitales a través de internet

Enviar Postal Digital

PREPARAR ENVIOS

Imprime tus etiquetas y paga tus envíos antes de ir a tu oficina de Correos

PAQ 48

Entrega en 24/48 horas, según origen destino

Preparar Paq 48

Carta Certificada

Garantiza la recepción mediante firma

Prepara tu Carta certificada nacional

Notificaciones Administrativas

Servicio indicado para comunicaciones legales

Prepara las Notificaciones

PODEMOS AYUDARTE

Información Corporativa

CORREOS PONE EN CIRCULACIÓN UN SELLO CONMEMORATIVO DEL AÑO SANTO 2004

11/06/2004

El sello tiene como tema principal una imagen del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de CompostelaCorreos, desde 1937, ha emitido más de 60 sellos relativos al Camino de Santiago

Santiago, 11 de junio de 2004.- El Presidente de Correos, José Damián Santiago Martín; el Conselleiro de Cultura, Comunicación Social y Turismo, Jesús Pérez Varela; y el Presidente de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Sixto Heredia Herrera; han presentado de forma conjunta hoy viernes, día 11 de junio, en el Salón San Marcos del Hostal de los Reyes Católicos (Santiago de Compostela), el sello de Correos y la moneda conmemorativos del presente Año Santo Compostelano 2004.

Al finalizar el acto de presentación del sello, se procedió al matasellado conmemorativo del primer día de circulación.Correos, desde 1937, ha emitido 60 sellos relativos al Camino de Santiago. Los últimos, en enero de este mismo año en un carnet de ocho sellos autoadhesivos que reflejan imágenes alusivas al románico aragonés.

 

CARACTERÍSTICAS

El sello tiene como tema principal una imagen del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela, con la nave central al fondo, y como evocación al Camino de Santiago, aparece un fragmento de la Vía, que se funde en una forzada perspectiva, sobre el suelo de la Catedral, según el diseño de José Luis Teófilo.

La emisión consta de 1.000.000 unidades, en pliegos de 50 sellos, con un valor facial de 0,52 euros cada uno.

Su impresión se ha llevado a cabo según el procedimiento de huecograbado, en dos colores, en papel estucado engomado fosforescente, con un tamaño de 43 x 24,9 mm (horizontal), y un dentado de13¾.

 

AÑO SANTO COMPOSTELANO

El Año Santo Compostelano o Jubilar (Xacobeo), año en que el día de Santiago Apóstol (25 de julio) coincide en domingo, es un tiempo en el que la Iglesia Católica concede a los fieles gracias espirituales. Compostela goza de un privilegio especial gracias a la Bula concedida por el Papa Calixto II en 1122, en la que dictamina que en este periodo se podrán ganar las gracias del Jubileo: la Indulgencia Plenaria (la concesión del Perdón Divino), la absolución de todas las censuras y la dispensa y conmutación de votos.

Los orígenes de la tradición se encuentran en el relato legendario sobre la llegada del cuerpo del Apóstol Santiago a las costas de Iria Flavia en el Finisterre, y el entierro de sus restos en el lugar donde siglos más tarde se levantase la Catedral de Compostela. En el año 820, durante el reinado de Alfonso II, Rey de Asturias, se descubre el sepulcro apostólico. El lugar se convirtió pronto en objeto de veneración y punto de peregrinación, creándose el Camino de Santiago. La tumba del apóstol proporcionó prestigio al reino y las peregrinaciones a Santiago de Compostela vincularon los reinos del norte de España con el resto de la cristiandad. A partir de entonces se levantaron hospederías y hospitales; se construyeron abadías e iglesias. El Camino pronto se constituyó como vía de difusión de la Cultura Europea, ruta de comercio y elemento integrador de los reinos cristianos.

El Año Santo Xacobeo 2004, el primero de este milenio, se inauguró con la ceremonia de Apertura de la Puerta, el 31 de diciembre de 2003. Julián Barrio, Arzobispo de Santiago, fue el encargado de la lectura de un mensaje de Juan Pablo II, en el que instó a la Cristiandad de “no olvidar la dimensión espiritual” del Camino de Santiago.