ENVIAR ONLINE

Envía documentos desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar con la misma validez legal.

Burofax

Enviar documentos de forma urgente y segura

Enviar Burofax Online

Carta

Envía una carta digital, ordinaria o certificada

Enviar Carta Digital

Tarjeta Postal

Enviar postales digitales a través de internet

Enviar Postal Digital

PREPARAR ENVIOS

Imprime tus etiquetas y paga tus envíos antes de ir a tu oficina de Correos

Paq Premium

Entrega en 24/48 horas, según origen destino

Preparar Paq Premium

Carta Certificada

Garantiza la recepción mediante firma

Prepara tu Carta certificada nacional

Notificaciones Administrativas

Servicio indicado para comunicaciones legales

Prepara las Notificaciones

PODEMOS AYUDARTE

Emisiones

Emisión

12 meses, 12 sellos. Ourense

  • Fecha de emisión: 01/04/2019
  • Procedimiento de Impresión: Offset
  • Papel: Autoadhesivo
  • Tamaño del sello: 35 x 24.5 mm
  • Efectos en pliego: 50
  • Valor postal de los sellos:
    Tarifa A + Consultar tarifas vigentes
    - SELLOS / ETIQUETAS -
    Tarifas Año 2019
    A 0,60€
    A2 0,70€
    B 1.40€
    C 1.50€
  • Tirada: Ilimitada

Ourense

12 MESES 12 SELLOS. OURSENSE

 

“En abril aguas mil” dice el refrán por lo que mejor que dedicar este mes dentro de la serie 12 meses 12 sellos 12 provincias a Ourense, una provincia que no se entiende sin el agua: la de sus ríos y regatos, la de la lluvia, la que juega en las fuentes de su Casco Antiguo y muy especialmente sus aguas termales mineromedicinales.

 

Para ilustrar este sello partiendo de las letras OU y el color azul en la franja inferior como el color de la provincia, se han incluido diferentes elementos para conocer mejor a la provincia de Ourense.

 

Un fragmento del ventanal de la torre de la Catedral Basílica de Ourense, Catedral de San Martiño, siendo ésta un eje monumental de la ciudad articulando el centro histórico alrededor del que se fue desarrollando la ciudad.

 

Un elemento que no puede faltar en ninguna celebración el pulpo, siendo una provincia de interior destaca y es conocida por las pulpeiras se remonta a la Edad Media. Por aquel entonces, la orden cisterciense de Oseira, a 20 kilómetros de la ciudad, poseía territorios que se extendían hasta la ría de Marín. Por trabajarlos, los campesinos de la costa pagaban tributo al monasterio (representado en el sello con su campanario), un diezmo que a menudo llegaba en forma de pulpo. Así comenzó la tradición de importarlo, desarrollando una técnica de secado que mantuviera su sabor y propiedades en una época en la que los transportes eran lentos, y consolidando la receta tradicional del pulpo «á feira» que se cocinaba en las romerías y mercados del interior.

 

Las fuentes termales de As Burgas son uno de los espacios más emblemáticos y queridos en la ciudad, muy ligado a sus orígenes. Aquí nacería la antigua Aquis Aurienses («aguas de oro»), un asentamiento romano formado alrededor de estos manantiales mineromedicinales que hoy continúan manando a más de 60° C en el corazón del Centro Histórico.

La alquitara para el destilado del orujo, que es un aguardiente obtenido por destilación de orujos de uva, es decir las partes sólidas de la vendimia que no tienen aprovechamiento en la previa elaboración del vino, perteneciendo al mismo tipo de bebida que los marc franceses, las grappas italianas, las bagaçeiras portuguesas o los tsiroupos griegos.

Los impresionantes Cañones del Sil y del Miño, con parajes imponentes (cañones de 500 m de profundidad y diminutos viñedos en escarpadas laderas que requieren un esfuerzo heroico) y con hermosos monasterios. Las condiciones climáticas permiten que especies típicamente mediterráneas encuentren aquí refugio como los alcornoques y los madroños que acompañan a las manchas boscosas autóctonas de robles y castaños. Las aves rapaces como el águila real y el halcón peregrino también encuentran su hábitat en las rocas de más difícil acceso del cañón.

En A Trabe (Ourense) abundan los bosques de castaños ("soutos", en gallego). Las castañas hasta la llegada de los cultivos americanos fueron una fuente de alimento indispensable en la cocina rural gallega, sobre todo en áreas de montaña. Hoy, siglos después, constituyen un producto autóctono cada vez más apreciado gastronómicamente,

Compártelo en tus redes