Enviar online

Envía documentos dende calquera dispositivo e dende calquera lugar coa mesma validez legal.

Burofax

Enviar documentos de forma urxente e segura

Carta

Envía unha carta dixital, ordinaria ou certificada

Tarxeta Postal

Enviar postais dixitais a través da Internet

PREPARAR ENVÍOS

Imprime as túas etiquetas e paga os teus envíos antes de ir á túa oficina de Correos

Paq 48

Entrega en 24/48 horas, segundo orixe destino

Carta Certificada

Garante a recepción mediante sinatura

Notificacións administrativas

Servizo indicado para comunicacións legais

PODEMOS AXUDARTE

Emisións

Emisión

Descubridores de Oceanía. Francisco Antonio Mourelle

  • Data de emisión: 21/10/2019
  • Procedemento de Impresión: Offset
  • Papel: Autoadhesivo madera
  • Tamaño do selo: 57,6 x 40,9 mm
  • Efectos en prego: 16
  • Valor postal dos selos: 3,50 €
  • Tiraxe: 180.000

Descubridores Francisco A. M.

DESCUBRIDORES DE OCEANÍA. FRANCISCO ANTONIO MOURELLE

Con un nuevo sello impreso en papel madera, simulando el material con el que se construían los barcos, Correos continúa un año más dando a conocer  a los Descubridores de Oceanía.

El protagonista de este sello, en el que podemos ver una ilustración con su busto, es Francisco Mourelle de la Rua.

Nació en 1750 en La Coruña convirtiéndose en un gran navegante. Por sus recursos económicos limitados, no logró ingresar en la real Compañía de Guardiamarinas teniéndose que conformar con ingresar en la Academia de Pilotos de Ferrol obteniendo el título en 1766.

Desde sus principios, destacó por su dominio en la construcción y uso de herramientas de navegación.

Siendo destinado en Filipinas, en 1780 el gobernador José Basco y Vargas le confió el mando de la fragata Princesa para realizar un encargo a Méjico.

Mientras atravesaba el Océano Pacífico, descubrió numerosas islas como la Isla Ermitaño, que hoy día se conoce por ese mismo nombre; o la San Francisco, la San Jose y la San Antonio, que hoy se llaman Simberi, Mabua, Tabar entre otras.

Pero su descubrimiento más importante fue el del grupo de las Vavao, en el archipiélago de Tonga. Entabló una gran amistad con el “Tubou” o rey de las islas, que llegó incluso a ofrecerle a una de sus hijas, hecho que fue rechazado por el descubridor.

Los españoles estuvieron un mes en este paradisiaco lugar, sin ningún incidente con los indígenas quiénes fueron provistos de fruta y agua con las que pudieron continuar su viaje.

Tras otros muchos viajes, combates, éxitos y fracasos, murió el 24 de mayo de 1820.

Fue el último representante de la estirpe de grandes marinos españoles de finales del XVIII, junto con Barceló, Mazarredo, Gravina, Churruca, Alcalá o Galiano.

El sello tiene de fondo un detalle del mapa con la ruta que siguió cuando descubrió las paradisíacas islas.

Compárteo nas túas redes