ENVIAR EN LÍNIA

Envia documents des de qualsevol dispositiu i des de qualsevol lloc amb la mateixa validesa legal.

Burofax

Enviar documents de manera urgent i segura

Carta

Envia una carta digital, ordinària o certificada

Tarjeta Postal

Enviar postals digitals a través d'internet

PREPARAR TRAMESES

Imprimeix les teves etiquetes i paga les teves trameses abans d'anar a l'oficina de Correos

PAQ 48

Lliurament en 24/48 hores, segons origen destinació

Carta certificada

Garanteix la recepció mitjançant signatura

Notificaciones Administrativas

Servei indicat per a comunicacions legals

ET PODEM AJUDAR

Emissions

Emissió

PARADORES DE TURISMO

  • Data d'emissió: 12/03/1998
  • Procediment d'impressió: Huecograbado
  • Paper: Estucado, engomado, fosforescente
  • Mida del segell: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)
  • Efectes en plec: 50
  • Valor postal dels segells: 35
  • Tiratge: 2.500.000
  • Dentat: 13 3/4

20319981

Se inicia este año la serie Paradores de Turismo con uno de los numerosos edificios que forman el extensa red creada en los años veinte por el Marqués de la Vega Inclán el parador de Gredos. El edificio está construido en piedra gris, acorde con el entorno paisajístico, y se encuentra ubicado en plena sierra de Gredos, a 1.650 metros de altitud. Se inaguró en 1928 y fue el primero de los paradores que dio paso a los más de 80 que existen en la actualidad. Su lugar de emplazamiento fue elegido por el rey Alfonso XIII, en una zona de coto real donde se refugiaban los escasos ejemplares de cabra montés que corrían peligro de desaparición. El propio rey disfrutó de sus alcobas durante sus habituales partidas de caza por los contornos. Desde este bello lugar - salpicado de pino, robles y encinas, donde las aves rapaces anidan en los altos picos de las montañas de granito- se pueden realizar numerosas excursiones y descubrir pequeños pueblos serranos que conservan intacta una interesante arrquitectura popular hecha en piedra y madera. Los paradores nacionales surgieron en la década de los años veinte a iniciativa del marqués de la Vega Inclán, a quién se puede considerar el primer promotor del turismo español. Como lugar de emplazamiento se han elegido siempre las ciudades y parajes más hermosos de España y allí donde la iniciativa privada no podía llegar por considerarlos poco rentables. Así, viejos castillos, conventos, palacios y monasterios, con cientos de años de existencia, ha sido restaurados y rehabilitados para dar alojamiento al público más exigente.

Comparteix-lo a les teves xarxes