ONLINE BIDALI

Bidali dokumentuak edozein gailuren bitartez, edonon zaudela, kasu guztietan legezko baliotasunarekin.

Burofaxa

Dokumentuak premiaz eta segurtasun osoz bidali

Eskutitza

Bidali eskutitz digitala, arrunta zein ziurtatua

Tarjeta Postal

Posta-txartel digitalak Internet bidez bidali

BIDALKETAK PRESTATU

Inprimatu etiketak eta ordaindu zure bidalketak Correos-en bulegora joan aurretik

PAQ 48

Entrega 24/48 orduren buruan, jatorriaren eta helmugaren arabera

Gutun ziurtatua

Egiaztatu jaso dela, sinadura bidez

Notificaciones Administrativas

Legezko jakinarazpenak egiteko zerbitzu aproposa

LAGUNDU AHAL DIZUGU

Zigilu-jaulkipenak

Jaulkipena

EXFILNA '99. Zaragoza

  • Jaulkipen-data: 09/04/1999
  • Inprimatzeko prozedura: Huecograbado
  • Papera: Estucado, engomado y fosforescente
  • Zigiluaren tamaina: 28,8 x 40,9 mm (vertical)
  • Paper-orriaren zigilu-kopurua: 50
  • Zigiluen posta-balioa: 35 pesetas
  • Tirada: 1.000.000
  • Horzduna: 13 3/4

10419991

Este año, la Exposición Filatélica Nacional, EXFILNA'99, tendrá lugar entre los días 9 y 17 de abril en el recinto ferial de Zaragoza. Como es tradicional en esta emisión, la filatelia pone en circulación una hoja-bloque, en la que se reproducen dos imágenes del Palacio de la Aljafería. La Aljafería está formada por varías edificaciones que se fueron superponiendo a lo largo de la historia. El palacio musulmán es la parte mas antigua del conjunto. Fue mandado construir por Abén-Alfaje en el año 864, aunque su sector principal se edificó en el siglo XI. El palacio se caracteriza por su ornamentación, con pórticos y arquerías decorados en yeso. Actualmente conserva parte de su primitivo recinto fortificado, de planta cuadrangular y reforzado por grandes torreones. En el año 1118, y tras la conquista de Zaragoza por Alfonso I El Batallador, la Aljafería se convirtió en el palacio de los monarcas aragoneses, que realizaron obras de ampliación y de remodelación. De este período es de destacar la construcción de las salas de estilo mudéjar llevadas a cabo por el rey Pedro IV. Ya a finales del siglo XV, los Reyes Católicos ampliaron el antiguo palacio con nuevos aportes del Renacimiento; como la escalera noble, el corredor y un conjunto de salas, llamadas de los pasos perdidos, que culminan en el gran salón del trono. Sobresale por su belleza el artesonado de este salón, de madera dorada y policromada. Posteriormente, en época de Felipe II se convirtió en fortaleza, con un recito mural exterior y un foso de circunvalación. Con esta transformación se pretendió poner de manifiesto la autoridad real frente a las reivindicaciones forales de los aragoneses. En 1978, el palacio de la Aljafería se convirtió en sede de las Cortes de Aragón.

10419992

De esta hoja bloque se realizó una Prueba de Lujo con el sello en negro y sin dentar.

Partekatu zure sareetan