Enviar online

Envía documentos dende calquera dispositivo e dende calquera lugar coa mesma validez legal.

Burofax

Enviar documentos de forma urxente e segura

Carta

Envía unha carta dixital, ordinaria ou certificada

Tarxeta Postal

Enviar postais dixitais a través da Internet

PREPARAR ENVÍOS

Imprime as túas etiquetas e paga os teus envíos antes de ir á túa oficina de Correos

Paq 48

Entrega en 24/48 horas, segundo orixe destino

Carta Certificada

Garante a recepción mediante sinatura

Notificacións administrativas

Servizo indicado para comunicacións legais

PODEMOS AXUDARTE

Emisións

Emisión

PARADORES DE TURISMO; 1: Parador de Alcañiz

  • Data de emisión: 15/11/2002
  • Procedemento de Impresión: Huecograbado
  • Papel: Estucado, engomado, fosforescente
  • Tamaño do selo: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)
  • Efectos en prego: 50
  • Valor postal dos selos: 0,25 €
  • Tiraxe: 1.200.000
  • Dentado: 13 3/4

31120021

La serie Paradores de Turismo, en el quinto año de emisión, está dedicada en esta ocasión al de Alcañiz, en la provincia de Teruel. Situado en lo alto de la loma de Pui Pinos, desde donde se domina una amplia vista de la comarca del Maestrazgo, el Parador de Alcañiz se levanta en un antiguo castillo edificado en el siglo XII. En el año 1179, el rey Alfonso II lo donó a la Orden de Calatrava, transformándose en un castillo-convento. Sus sobrias y nobles paredes, actualmente pintadas en suaves tonos anaranjados, han sido testigos de hechos históricos, como la firma del Compromiso de Caspe, en 1412, y la estancia del Emperador Carlos V durante sus numerosos viajes. Tras diversas ampliaciones y modificaciones en los siglos posteriores, el parador conserva la capilla románica, el claustro gótico primitivo y la torre del homenaje. Esta última, de estilo gótico, cuenta en la planta baja y en la primera con frescos del siglo XIV que reproducen escenas de la vida civil, como las hazañas de Jaime I el Conquistador. El Parador de Alcañiz forma parte de la extensa red creada en los años veinte por el Marqués de la Vega Inclán, y que hoy día alcanza un total de 86 establecimientos repartidos por toda la geografía española. Como es característico en todos ellos, está decorado con muebles españoles de madera y dispone de un tranquilo y placentero jardín. Desde este singular lugar se pueden realizan distintas excursiones y actividades relacionadas con los deportes de aventura, degustar la cocina aragonesa y los dulces típicos de la región.

Compárteo nas túas redes