ONLINE BIDALI

Bidali dokumentuak edozein gailuren bitartez, edonon zaudela, kasu guztietan legezko baliotasunarekin.

Burofaxa

Dokumentuak premiaz eta segurtasun osoz bidali

Eskutitza

Bidali eskutitz digitala, arrunta zein ziurtatua

Tarjeta Postal

Posta-txartel digitalak Internet bidez bidali

BIDALKETAK PRESTATU

Inprimatu etiketak eta ordaindu zure bidalketak Correos-en bulegora joan aurretik

PAQ 48

Entrega 24/48 orduren buruan, jatorriaren eta helmugaren arabera

Gutun ziurtatua

Egiaztatu jaso dela, sinadura bidez

Notificaciones Administrativas

Legezko jakinarazpenak egiteko zerbitzu aproposa

LAGUNDU AHAL DIZUGU

Zigilu-jaulkipenak

Jaulkipena

DIARIOS CENTENARIOS

  • Jaulkipen-data: 26/03/2003
  • Inprimatzeko prozedura: Huecograbado
  • Papera: Estucado, engomado, fosforescente
  • Zigiluaren tamaina: 40,9 x 28,8 mm. (horizontal)
  • Paper-orriaren zigilu-kopurua: 50
  • Zigiluen posta-balioa: 0,26 €
  • Tirada: 1.200.000
  • Horzduna: 13 3/4

50320031

Se emite un sello dedicado al diario La Verdad de Murcia dentro de la serie denominada Diarios Centenarios. Gracias a la iniciativa del deán de la catedral de Murcia, José María Molina, y a un grupo de sacerdotes y de seglares católicos, el periódico La Verdad salió por vez primera a la calle el día 3 de marzo de 1903. Este nuevo diario, de identidad católica, hubo de competir desde el principio con otros ya asentados. Logró abrirse paso como portavoz de la Federación Agraria de Sindicatos debido a las conocidas firmas que en él se dieron cita y a la amplitud de objetivos que se impuso. El periódico se abrió a los pueblos de la Vega Baja, de la provincia de Alicante y a otros de Almería. La Verdad impulsó campañas importantes para el logro de infraestructuras en Murcia, como fueron la consecución de la Universidad, la Escuela de Comercio y el Conservatorio de Música, entre otros. El diario inició una etapa floreciente a mediados de los años 20, bajo la dirección de Francisco Martínez García. Por este tiempo se publicó el Suplemento Literario, al que siguió la revista Verso y Prosa, uno de los hitos del periodismo cultural español cuyas páginas se engrandecieron con las firmas de García Lorca, Alberti, Cernuda, Machado, Juan R. Jiménez, Aleixandre, Baroja y Azorín, y con las ilustraciones de Picasso, Dalí y Ramón Gaya. Tras la guerra civil fue adquirida la mayoría de la empresa editora por la Editorial Católica. La Verdad conoció una importante ampliación al abrir delegaciones y ediciones en Cartagena, Alicante, Elche, Elda y Albacete. La crisis del diario Ya hizo posible su adquisición por parte de la Corporación de Medios de Comunicación S.A. (COMECOSA), empresa integrada en el Grupo Correo, que ha propiciado una moderna renovación periodística y dotado de nuevas instalaciones y edificios, de medios humanos y técnicos a la redacción, composición e impresión de La Verdad.

Partekatu zure sareetan