Enviar online

Envía documentos dende calquera dispositivo e dende calquera lugar coa mesma validez legal.

Burofax

Enviar documentos de forma urxente e segura

Carta

Envía unha carta dixital, ordinaria ou certificada

Tarxeta Postal

Enviar postais dixitais a través da Internet

PREPARAR ENVÍOS

Imprime as túas etiquetas e paga os teus envíos antes de ir á túa oficina de Correos

Paq 48

Entrega en 24/48 horas, segundo orixe destino

Carta Certificada

Garante a recepción mediante sinatura

Notificacións administrativas

Servizo indicado para comunicacións legais

PODEMOS AXUDARTE

Emisións

Emisión

INDUMENTARIA.- El Mantón

  • Data de emisión: 07/04/2004
  • Procedemento de Impresión: Huecograbado
  • Papel: Estucado, engomado, fosforescente
  • Tamaño do selo: 28,8 x 40,9 mm. (verticales)
  • Tamaño da folla bloque: 79,2 x 105 mm. (verticales)
  • Valor postal dos selos: 0,27; 0,52; 0,77 y 1,90 €
  • Tiraxe: 600.000 hojas bloque
  • Dentado: 13 3/4

En la serie denominada Indumentaria se emite una hoja bloque con cuatro sellos dedicados al Mantón , los que reproducen fragmentos de obras de la pintora madrileña Soledad Fernández.

50420041

El mantón , una prenda de adorno femenino originaria de China, que se introdujo en Manila en el siglo XVI, está elaborado con piezas de seda bordada y fue llevado por comerciantes españoles a nuestras colonias americanas de México, Guatemala y Perú. A finales del siglo XVIII su uso se extendió por algunas ciudades de Estados Unidos como California, Boston y Filadelfia. Un siglo después en España se popularizó y fue muy usado como pieza de abrigo o complemento de vestir, como veremos a través de la pintura costumbrista de la época, por cigarreras, modistillas y violeteras e incluso por mujeres de la aristocracia. Desde nuestro país, esta prenda de adorno femenino logró extenderse por Europa donde, dependiendo del uso y gusto, se fue transformando. Es por ello que aquel originario mantón chino llamado mantón de Manila , de seda y bordado, plagado de pequeños motivos florales orientales, una vez introducido en España, adoptara en su diseño elementos ornamentales y coloristas propios de la flora autóctona española y de aquellos otros países europeos en los que consiguió popularizarse. Otra característica que también contribuyó a la transformación sufrida por el mantón fueron los adornos de flecos cortos añadidos y tejidos con la propia tela. Flecos que posteriormente pasaron a ser más largos y se tejían aparte, siendo pegados de manera que no se apreciaran las puntadas y juntas de estos con la tela. El mantón , conocido en España popularmente como de Manila, es en la actualidad una pieza selecta del vestuario femenino que se destina a ser lucida en grandes solemnidades. Sirvan como ejemplo de aporte de elegancia, de su variedad y belleza los que ahora se reproducen en estos sellos que ilustran fragmentos de cuadros de la pintora Soledad Fernández.

Compárteo nas túas redes